El Ayuntamiento de Baza y VEIASA firman un convenio para el traslado de la ITV al polígono de La Noria

El cambio de ubicación evitará a los conductores realizar 38 km para acudir a la inspección técnica de vehículos.

El Ayuntamiento de Baza y la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía, SA (VEIASA) han firmado el convenio que permitirá el traslado de la ITV actual, situada a 20 kilómetros de Baza, al núcleo urbano de Baza y, en concreto, a una parcela pública del polígono de La Noria y muy próxima a la variante de la A92N.

El documento establece la fórmula que permite al Ayuntamiento permutar la nave actual de la ITV por la nueva que se construya, y de forma paralela iniciar los trámites legales para vender los terrenos y nave ubicados en la salida del anejo de Baúl con el objetivo de financiar las nuevas instalaciones. Así mismo, se fija como precio de ambas instalaciones en 870.000 euros, que será la cifra de salida en la subasta de los terrenos y nave de ITV actual.

El alcalde de Baza, Pedro Fernández, ha explicado que el convenio es la parte visible de un largo proceso de negociación, tramitación administrativa y acuerdos para hacer posible una petición ciudadana y en especial del sector del empresariado del automóvil.

“El Ayuntamiento de Baza ha hecho sus deberes, ha trabajado para preparar este convenio y elaborar el pliego para la subasta de los terrenos, con el objetivo de responder a una demanda ciudadana, que además de favorecer a los propietarios de vehículos favorece al empresariado local. Esperamos que un plazo de año o año y medio la ITV sea una realidad”.

El Director y Coordinador General Técnico de Veiasa, Luis Ángel Gutiérrez Pando, ha manifestado que “ha sido fácil cerrar este convenio en un proceso de ampliación de quince nuevas ITV, pero hemos entendido que el acercamiento es posible porque han cambiado las circunstancias que propiciaron la apertura de la ITV de Baza. Ahora con las ITV de Guadix y Huéscar no tiene sentido que la de Baza esté a 18 kilómetros”. Ha detallado, también, que la nueva ITV tendrá dos líneas de inspección, a las que se les añadirán procedimientos y maquinaria de inspección más moderna que la utilizada hasta el momento.

Gutiérrez ha adelantado que el acercamiento a Baza supondrá el ahorro anual de unos 100.000 euros en combustible –calculando esta cifra al precio actual de la gasolina- y evitará la emisión de 130 toneladas de CO2 a la atmósfera. El director general de la empresa pública confía en que el traslado aumente el número de usuarios de la ITV de Baza, ya que conductores municipios próximos inspeccionan sus vehículos en otras estaciones más próximas.

El regidor ha explicado que a finales de noviembre el Ayuntamiento adquirió, mediante permuta, los terrenos colindantes con la carretera de Murcia y próximos a la variante, para facilitar la entrada desde la autovía A-92 Norte para quienes vengan desde el valle del Almanzora.