EL DIRECTOR GENERAL DE VEIASA HABLA SOBRE EL SECTOR DE ITV EN ESPAÑA EN EL XIII SIMPOSIUM DE FELAB

•Luis Ángel Gutiérrez Pando, en calidad de Presidente de AECA-ITV, ha expuesto la situación actual del sector de ITV en España, abordando los principales problemas y los retos futuros
•La jornada ha sido organizada por la Asociación de Entidades de Ensayo, Calibración y Análisis – FELaB

La Asociación de Entidades de Ensayo, Calibración y Análisis (FELaB) ha celebrado el jueves 2 de marzo, en la misma sede del FELAB en Madrid, el XIII Simposium “Presente y futuro del sector de la evaluación de la conformidad /seguimiento de temas legales y técnicos”.

El objetivo de la jornada ha sido analizar las perspectivas del sector de los evaluadores de la conformidad (laboratorios, entidades de inspección y de certificación) tras la implementación de las políticas liberalizadoras impulsadas desde el Gobierno central. Los evaluadores de la conformidad son el instrumento de la Administración en la definición e implantación de los reglamentos y normas relacionadas con la calidad, la protección del medioambiente, la salud y la seguridad; juegan un importantísimo papel en los procesos de investigación e innovación tecnológica, cooperando con la industria e incidiendo en el desarrollo y mejora de nuevos productos y servicios.

La intervención de los evaluadores de la conformidad es necesaria en numerosos procesos de ordenación del mercado (inspección, arbitrajes, etc.) e imprescindible en decisiones de naturaleza judicial (peritajes). Durante la jornada se han analizado las novedades y tendencias legislativas; los aspectos técnicos que condicionarán su actuación en el mercado; así como los nuevos retos que tendrán que afrontar.

Durante su ponencia, Luis Ángel Gutiérrez Pando, en su calidad de Presidente de AECA-ITV, ha explicado la situación del “Sector de ITV en España”. No en vano, AECA-ITV cuenta con 79 empresas asociadas, que representan el 98,4% del sector, con 445 centros de ITV y 1.156 líneas de inspección.

En materia de control, durante el año 2015 se realizaron en España un total de 18,76 millones de inspecciones periódicas, de las cuales resultaron desfavorables 3.402.932, lo que supone un porcentaje de rechazo del 18,14%. Si a estas inspecciones le sumamos las inspecciones no periódicas, en 2015 se realizaron en España algo más de 20 millones de inspecciones. El sector de ITV factura unos 700 millones de euros y emplea a unas 7.000 personas. Además proporciona el 20% de la facturación de los talleres de reparación de automóviles, cifrada en unos 1.800 millones de euros, según reconocen los propios talleres.

El presidente de AECA-ITV habló también de las principales preocupaciones del sector que giran básicamente en torno a los problemas creados por la liberalización impuesta por algunas comunidades autónomas y la amenaza de desregularización que pende sobre el proyecto de Real Decreto que va regular la actividad en los próximos años. Si bien se ha conseguido mantener de momento la incompatibilidad de las empresas comercializadoras de vehículos y las de transportes, es grande la inquietud en el sector debido a las presiones que ejercen los lobbys que defienden los intereses de estos grandes sectores de actividad.

Finalmente, Luis Gutiérrez, ha expuesto las principales reivindicaciones del sector de ITV, centradas en la exigencia de independencia, imparcialidad y ausencia de conflicto de intereses, de manera que las inspecciones técnicas de vehículos que se realicen en las estaciones ITV han de ser inspecciones de tercera parte realizadas por entidades independientes de las partes involucradas.

Por otro lado, como grandes retos a los que se enfrenta el sector de las ITV ha señalado la necesidad de incorporar a la inspección técnica de vehículos la lectura de la centralita de los vehículos a fin de extraer toda la información relativa al correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad controlados electrónicamente. Igualmente ha puesto de manifiesto la necesidad de controlar los valores de emisiones -óxidos nitrosos y material particulado- durante toda la vida útil del vehículo y no sólo en el momento de la homologación, con lo que se evitarían en gran parte los problemas de contaminación que sufren las ciudades y con ello sus efectos sobre la salud de las personas.