VEIASA RENUEVA SU APUESTA POR LA INTEGRACIÓN Y LA DISCAPACIDAD

El director general de Veiasa, Francisco Javier Castro Baco, y el director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, han renovado esta mañana el acuerdo de colaboración entre nuestra empresa y la citada entidad benéfico-asistencial para el desarrollo de actividades de inserción laboral y de creación de empleo dirigidas fundamentalmente a personas con discapacidad. De esta forma, Veiasa ratifica un año más su firme compromiso con un colectivo con el que colabora desde hace años en el marco de su Política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Al igual que en años anteriores, este acuerdo cobra especial importancia en un contexto como el actual, ya que la escasez de recursos sitúa a los colectivos con especiales dificultades en una situación aún más delicada cuando, ya de por sí, se ven obligados a sortear muchos obstáculos para poder seguir adelante y acceder, por ejemplo, al mercado laboral. Veiasa, que es sensible a esta realidad, tiene contratadas actualmente a 28 personas con algún tipo de discapacidad igual o superior al 33%, una cifra que va creciendo año tras año.

El primer acuerdo de colaboración entre Veiasa y la Fundación Adecco se firmó en el año 2005 como medida alternativa al cumplimiento en aquel momento, por parte de nuestra organización, de la contratación de un 2% de personas con algún tipo de discapacidad. Aunque desde hace varios años en Veiasa venimos superando ese porcentaje, el acuerdo se ha mantenido y fruto del mismo es el Plan Familia, un programa dirigido a los familiares de los empleados de Veiasa, hasta segundo grado de consanguinidad, con algún tipo de discapacidad acreditada documentalmente.

12 beneficiarios en 2016

Este año se beneficiarán de nuestro Plan Familia 12 familiares de trabajadores de Veiasa con algún tipo de discapacidad, uno más que en 2015. Así, a través del convenio con Adecco, cada año muchas personas muy cercanas a nosotros logran obtener un grado de autonomía personal suficiente y los recursos necesarios para su integración en el mundo laboral y social. Todo ello se lleva a cabo a través de itinerarios de empleo y actividades como terapias ecuestres, natación especial, fisioterapia, hidroterapia o logopedia, entre otras.