EL CONSEJERO DE EMPLEO ASISTIÓ AL ACTO DE COLOCACIÓN DE LA PRIMERA PIEDRA DE LA ITV DE SANLÚCAR LA MAYOR

• La nueva estación del Aljarafe tendrá capacidad para 54.000 inspecciones al año y dará servicio a 18 municipios

José Sánchez Maldonado, consejero de Empleo, Empresa y Comercio, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos y el alcalde de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), Raúl Castilla, han asistido a la colocación de la primera piedra de la futura estación de Inspección Técnica de Vehículos de la citada localidad sevillana, que se ubicará en la ampliación del Polígono Industrial y de Servicios Solúcar y supondrá una inversión de dos millones de euros por parte de la empresa pública de la Junta Verificaciones Industriales de Andalucía S.A. (Veiasa). Con estas nuevas instalaciones, que darán servicio a 18 municipios, se pretende paliar el déficit en la provincia de Sevilla, especialmente en la comarca del Aljarafe, y ampliar hasta 12 el número de estaciones.

Esta nueva ITV se enmarca dentro de la apuesta que el Gobierno andaluz realiza desde el año 2006 para aumentar la capacidad de inspección y reducir los tiempos de espera de la ciudadanía, con una inversión que se sitúa en los 30 millones de euros.

La ITV de Sanlúcar la Mayor mejorará la prestación de este servicio a los ciudadanos y ciudadanas de la provincia, que actualmente tienen a su disposición otras 11 estaciones situadas en Sevilla capital, Gelves, La Rinconada, Alcalá de Guadaira, Utrera, Écija, Carmona, Cazalla de la Sierra, Lebrija, Osuna y Morón de la Frontera.

La ubicación de las ITV se realiza siguiendo una serie de criterios de eficacia y eficiencia, tanto de previsión de demanda como de desplazamientos. En el caso de Sanlúcar la Mayor, la elección ha estado determinada por tratarse de municipios cuya ITV más cercana está a un nivel de ocupación superior al 95%.

La ITV de Sanlúcar la Mayor se edificará sobre una parcela de terreno de 5.000 metros cuadrados, situada en la ampliación del Polígono Industrial y de Servicios Solúcar, y prestará servicio a 18 municipios de la provincia (Albaida del Aljarafe, Aznalcázar, Aznalcóllar, Benacazón, Bollullos de la Mitación, Carrión de los Céspedes, Castilleja del Campo, El Garrobo, Espartinas, Gerena, Huévar, Olivares, Pilas, Salteras, Sanlúcar la Mayor, Umbrete, Villamanrique de la Condesa y Villanueva del Ariscal). En total, una población de más de 120.000 habitantes se beneficiará de las nuevas instalaciones y se aliviará la demanda que actualmente absorben las estaciones de Gelves y la Palma del Condado en Huelva principalmente.

Esta infraestructura elevará a 48 el número de líneas de inspección de la provincia y aumentará su capacidad a más de 750.000 inspecciones al año. Además, supondrá la creación de 18 puestos de trabajo directos, a los que hay que sumar el empleo indirecto relacionado con el mundo del motor que se genera en torno a un equipamiento de este tipo.

Las futuras instalaciones, cuyas obras se espera que estén concluidas en menos de 12 meses, dispondrán de una superficie construida de 2.620,90 metros cuadrados, distribuida en una zona de oficinas y cuatro líneas de inspección (dos para vehículos ligeros y dos de tipo universal) y una específica para ciclomotores y motocicletas. Todo ello le dará una capacidad para realizar 54.000 inspecciones al año, lo que cubre totalmente la demanda de la zona, situada en más de 40.000 anuales.

Gracias a la nueva estación, la distancia media que tendrán que recorrer los ciudadanos y ciudadanas de la zona para ir a la ITV se reducirá unos 14 kilómetros, ya que los 24 kilómetros que en la actualidad tienen que recorrer para pasar la ITV se quedarán en 10. Esto permitirá un ahorro de 1,4 millones de kilómetros al año en desplazamientos (22.000 horas de conducción) y 111.000 litros al año en combustible que, en términos económicos, suponen 155.000 euros al año, al precio del combustible de hoy día. Además de evitar la emisión a la atmósfera de 210 toneladas de dióxido de carbono.