LA VERIFICACIÓN DE TAXÍMETROS POR GPS DE VEIASA OBTIENE LA CERTIFICACIÓN ENAC

• Se trata de un nuevo método de verificación metrológica de taxímetros desarrollado íntegramente en la propia empresa

VEIASA ha desarrollado un nuevo sistema de verificación de taxímetros por GPS que aporta numerosas ventajas en la prestación del servicio en comparación a cómo se desarrollaba esta prueba hasta ahora. En cuanto a fiabilidad y precisión, la verificación por GPS ofrece mejores resultados que el banco de rodillos. Por otra parte, desde el punto de vista operativo, además de conseguir disminuir sensiblemente la duración de las campañas de verificación, se ha conseguido que el personal verificador esté menos expuesto a los humos y al ruido.

El nuevo método fue auditado el pasado mes de febrero por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), que ha comunicado recientemente la obtención de la acreditación.

Según las estimaciones de la propia empresa, este nuevo método de verificación metrológica estará implantado a lo largo del presente año 2016 en todos los centros de trabajo donde se realizan verificaciones de taxímetros. El Laboratorio Provincial de Sevilla ha sido el primero en incorporarlo y, a día de hoy, es el método que se utiliza en el 90% de los vehículos taxis. A él seguirán, ya en la fase de despliegue del proyecto, los de Cádiz y Málaga para, a continuación, implantarlo en el resto de centros donde se realizan verificaciones de taxímetros.

El sistema de verificación de taxímetros tradicional necesita que las ruedas del taxi permanezcan mucho tiempo sobre un banco de rodillos, generando ruido y gases de escape, interferencias con otras pruebas de verificación y deslizamientos de las ruedas en los rodillos entre otros inconvenientes. La verificación por GPS, sin embargo, permite poner a prueba el taxímetro con el vehículo en condiciones reales de uso, evitando el empleo de factores de corrección y otros problemas que surgen en los bancos de rodillos. A grandes rasgos, este método se divide en tres partes: inspección visual, ensayo de tiempo y ensayo de distancia. El tiempo medio estimado que se invierte en la verificación de cada taxímetro es de unos 45 minutos.

Gracias a la tecnología basada en sensores de posicionamiento global, el trabajo del personal verificador es más cómodo y preciso, el vehículo sufre menos desgaste y los resultados son mucho más fiables puesto que la prueba incluye un recorrido real de taxi. De modo intuitivo, los sensores de un sistema de posicionamiento global se adaptan eficazmente a dicho recorrido, ya que proporcionan la posición, velocidad y longitud del trayecto realizado independientemente de los dispositivos del automóvil sometidos a pruebas.

La novedad que incorpora este sistema y que lo diferencia de otros, es que el método desarrollado por VEIASA visualiza continuamente la lectura del taxímetro mediante una cámara instalada al efecto y un OCR que interpreta la información obtenida. A partir de ahí, el software desarrollado proporciona información muy precisa de los valores medidos y, en su caso, de los errores del taxímetro.

El sistema de verificación de taxímetros por GPS es un proyecto que VEIASA ha desarrollado durante los dos últimos años y ha supuesto un importante despliegue tecnológico por parte de un equipo multidisciplinar compuesto por las unidades de Innovación, Prospectiva Tecnológica, Sistemas de Información, Prevención de Riesgos Laborales y la propia División de Metrología de VEIASA.