Níjar cede unos terrenos en el Paraje 'La Granatilla' para la construcción de la nueva estación ITV

  • La firma de la cesión de suelo ha tenido lugar hoy en el municipio nijareño. 
  • Gracias a la nueva estación, que contará con 1.320 m2 donde se albergarán dos líneas de inspección, se podrán realizar hasta 27.000 inspecciones al año.

El Ayuntamiento almeriense de Níjar ha cedido a la Junta de Andalucía los terrenos para la construcción de una nueva estación de ITV en el término municipal.

En la firma de cesión del suelo, que ha tenido lugar hoy, han estado presentes el delegado provincial de Economía, Innovación y Ciencia, Juan Carlos Pérez Navas, el alcalde de Níjar,  Antonio Jesús Rodríguez Segura, y  Luis Angel Gutiérrez Pando en calidad de representante de Veiasa, empresa pública dependiente de la Junta de Andalucía que gestiona en la actualidad todas las ITV de la Comunidad Autónoma. 

La nueva estación, que se situará en el paraje la Granatilla, tiene prevista su puesta en marcha para el año 2012 y dará servicio, además de al propio Níjar, a los municipios de Turrillas, Tahal, Sorbas y Lucainena de las Torres, con una capacidad de hasta 27.000 inspecciones al año y una previsión de 12.000 inspecciones el próximo año. Las futuras instalaciones tendrán una superficie construida de 1.320 m2, distribuidos en 2 líneas de inspección; una para vehículos ligeros y otra de tipo universal más el edificio de oficinas.  

Gracias a la apertura de esta estación se generarán hasta 9 puestos de trabajo y aumentarán hasta 8 el número de Estaciones ITV de la provincia, situadas estas en Huercal de Almería –Zamarula; Huercal de Almería  –La Cepa; Vera; Albox; Balanegra; Vicar y Velez-Rubio. 

Los habitantes de la comarca se verán  beneficiados por la  apertura de esta estación, ya que actualmente tienen que desplazarse una media de 34 km. para pasar la ITV, mientras que en el futuro la distancia media será de 4 km.; además 

de compensarles por el ahorro de tiempo (11.000 horas de  conducción al año), desplazamientos (del  orden del 720.000 Km. al año) y dinero (sobre los 80.000 euros al año), sin olvidarnos de la reducción de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, en forma de 110 Toneladas de CO2 que se dejarán de emitir al año.