Los sevillanos cuentan desde hoy con la nueva estación ITV de Sevilla-El Pino, con una capacidad para 180.000 inspecciones al año

  • La nueva estación dará cobertura a una población de 700.000 habitantes
  • Se reduce en 21 kilómetros la media que recorre el ciudadano para llevar el vehículo a revisión

La Consejería de Economía, Innovación y Ciencia ha puesto en servicio esta mañana la nueva estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Sevilla, en el Polígono Industrial El Pino, que dará servicio a una población de más de 700.000 habitantes y cuenta con capacidad para realizar 180.000 inspecciones al año.

Esta estación ha supuesto una inversión de 4,1 millones de euros y la creación de 37 puestos de trabajo. Como las otras dos estaciones abiertas esta semana en Lebrija y Marbella, esta estación se enmarca dentro del Plan de Ampliación de la Red Andaluza de ITV que en los últimos años ha desarrollado el Gobierno andaluz, con el objetivo de aumentar la capacidad de inspección de las estaciones y reducir los tiempos de espera del ciudadano.

La Red de ITV de Andalucía está formada actualmente por 60 estaciones fijas, entre ellas esta nueva de Sevilla, así como 14 unidades móviles, especializadas cinco en vehículos agrícolas y nueve en ciclomotores.

La nueva ITV de Sevilla prestará servicio a 700.000 vecinos de la ciudad de Sevilla, reduciendo de 21 a menos de un kilómetro la media que los ciudadanos de la zona tienen que recorrer para llevar su vehículo a inspección.

La estación cuenta con seis líneas de inspección de vehículos, dos universales y cuatro de vehículos ligeros, con equipamiento y maquinaria de última generación, así como dos bancos de comprobación de taxímetros. Tiene capacidad para realizar hasta 180.000 inspecciones al año, lo que cubre totalmente la demanda de la zona, situada en unas 114.000 inspecciones anuales.

De este modo, aliviará parte de la demanda que actualmente absorben las estaciones de Gelves, La Rinconada, Alcalá de Guadaira, Utrera y Carmona, y ahorrará a los ciudadanos 5 millones de kilómetros en desplazamientos al año, que suponen un coste estimado de 550.000 euros al año, además de evitar la emisión a la atmósfera de 750 toneladas de C02.

Con la entrada en funcionamiento de la ITV de Sevilla, la provincia cuenta ya con un total de 10 estaciones, situadas en Gelves, La Rinconada, Alcalá de Guadaira, Utrera, Osuna, Écija, Carmona, Cazalla de la Sierra, Lebrija y la nueva de la capital.