El Ayuntamiento de Morón de la Frontera aprueba la cesión de suelo municipal para la construcción de la nueva estación de ITV

  • La nueva ITV dará servicio a los municipios de Morón de la Frontera, Arahal, Paradas y Coripe
  • Contará con dos líneas de inspección de vehículos, con una capacidad para realizar hasta 30.000 inspecciones al año

El pasado 28 de septiembre el pleno del Ayuntamiento de Morón de la Frontera (Sevilla) aprobó la cesión del derecho de superficie de una parcela de propiedad municipal de 3.991 metros cuadrados, situada en el Polígono Industrial Juan Macho, a la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía, S. A. (VEIASA) para la instalación de una estación de inspección técnica de vehículos (ITV) en el municipio.

Según fuentes municipales, el convenio, que ahora deberán firmar el Ayuntamiento y VEIASA, recoge que dicha cesión se hará por 60 años, ampliables a 90, y el pago por parte de la empresa pública de la cantidad simbólica de 360 euros al año.

A partir de ahora, VEIASA contará con un plazo de 6 meses para solicitar la licencia de obras y tendrá un máximo de dos años para que la ITV esté finalizada.

El proyecto, que se enmarca dentro de la apuesta que el Gobierno andaluz realiza desde 2006 para aumentar la capacidad de inspección de las estaciones de ITV y reducir los tiempos de espera de los ciudadanos, tendrá una inversión de 1,5 millones de euros y creará 7 puestos de trabajo directos.

Las nuevas instalaciones, que darán servicio a los municipios de Morón de la Frontera, Arahal, Paradas y Coripe, contará con dos líneas de inspección de vehículos (una para vehículos ligeros y otra universal), con equipamiento y maquinaria de última generación, y tendrá capacidad para realizar hasta 30.000 inspecciones al año, lo que cubre totalmente la demanda de la zona, situada en unas 16.000 inspecciones anuales.

De este modo, aliviará parte de la demanda que actualmente absorbe la estación de Utrera; y ahorrará a los ciudadanos 550.000 kilómetros en desplazamientos, que suponen un coste estimado de 62.000 euros al año, además de evitar la emisión a la atmósfera de 85 toneladas de dióxido de carbono.

Con la ITV de Morón de la Frontera se mejorará la prestación de este servicio a los ciudadanos de la provincia de Sevilla, que actualmente tienen a su disposición 10 estaciones, situadas en Utrera, Carmona, Écija, Gelves, La Rinconada, Alcalá de Guadaira, Cazalla de la Sierra, Osuna, Lebrija y Sevilla-El Pino.