VEIASA prepara sus estaciones ITV para aplicar la nueva normativa de inspección de frenos a vehículos de MMA superior a 3,5 Tm

  • Las nuevas pruebas deben hacerse con el vehículo cargado o empleando el método de extrapolación para el cálculo de la eficacia del sistema de frenos
  • Antes de julio de 2013, los 100 frenómetros para vehículos pesados instalados en las 61 estaciones ITV andaluzas estarán adaptados para realizar la prueba de frenado por el método de extrapolación

El pasado 1 de enero de 2012 entraba en vigor la Directiva Europea 2010/48, traspuesta al ordenamiento jurídico español en noviembre de 2010, por la que se establece que todos los vehículos de transporte, tanto de personas como de mercancías, cuya Masa Máxima Autorizada (MMA) sea superior a 3,5 toneladas estarán sujetos a nuevas y exhaustivas pruebas de freno.

Debido al escaso margen entre la publicación de la norma y su entrada en vigor, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, junto con las Comunidades Autónomas, ha modificado el Manual de Procedimiento de inspección y ha elaborado un Plan Director para la aplicación de dicha Directiva, con el fin de permitir, tanto a las estaciones ITV como a los transportistas, adecuar los equipos y vehículos, respectivamente.

Dicho Plan Director contempla el siguiente calendario de aplicación de las nuevas prescripciones:

Vehículos con MMA entre 3,5 y 5 t.: 1 de enero de 2012
Vehículos con MMA entre 5 y 10 t.: 1 de julio de 2012
Vehículos con MMA superior a 10 t.: 1 de julio de 2013

Según la nueva Directiva, la prueba de frenos a los vehículos con MMA superior a 3,5 t se realizará con el vehículo completamente cargado o, si viniera descargado y el sistema de frenos fuera puramente neumático (sistema empleado en la inmensa mayoría de los vehículos de mas de 10 t de MMA), se utilizará el método de extrapolación establecido en la norma ISO 20169, para la medición de la eficacia de frenado.

El método consiste en la medición de los esfuerzos de frenado en función de la presión en el circuito de frenos, obteniéndose por extrapolación el valor de la eficacia a la máxima presión de trabajo. Si no pudiera conseguirse una presión mínima en el circuito de 2 bares, los vehículos tendrán que ir a la ITV con la carga suficiente para conseguir dicha presión.

Esto supone que la prueba de frenos se realizará de forma diferente, dependiendo del sistema de frenado de cada vehículo. Así, los vehículos con sistema de frenado hidráulico o hidráulico-neumático (en su mayoría vehículos de MMA inferior a 10 toneladas) deberán acudir a la ITV con la máxima carga posible (al menos 2/3 de su capacidad).

Por su parte, aquellos vehículos con sistema de frenado puramente neumático (vehículos con MMA superior a 10 toneladas), podrán someterse a la prueba descargados. Para medir la presión se utilizarán sensores colocados en las tomas previstas al efecto, las cuales deberán estar situadas en un lateral del vehículo, accesibles para los inspectores de la ITV. Si el vehículo no cumpliera este requisito, habría que inspeccionarlo cargado.

Los vehículos cuya carga pueda resultar molesta o peligrosa para los trabajadores o usuarios de las Estaciones de ITV (mercancías peligrosas, transporte de animales, camiones de basura, etc.), así como los de transporte colectivo de personas, no podrán llevar a la ITV la carga propia para la que están destinados.

Con el fin de poder inspeccionar los vehículos descargados o parcialmente cargados y poder así aplicar el método de extrapolación, las estaciones ITV andaluzas se están dotando de nuevos equipos y aplicaciones informáticas. Para ello, VEIASA ha elaborado un Plan de instalación de nuevos frenómetros y adaptación de los existentes, con el fin de conseguir que antes del 1 de julio de 2013 las estaciones ITV andaluzas estén listas para poner en práctica la nueva normativa europea. De esta manera, a 31 de agosto de 2012, ya se habían adaptado 37 de los 100 frenómetros con que cuenta en la actualidad.

Con el objetivo de poner en común la puesta en marcha del Plan Director y comunicar el calendario de aplicación de la nueva normativa, el pasado 26 de julio responsables de Verificaciones Industriales de Andalucía, S. A. (VEIASA) participaron en una reunión convocada por la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía, y a la que asistieron el Coordinador en Andalucía de la Dirección General de Tráfico, representantes de la Dirección General de Transportes de la Junta de Andalucía y Directivos de las Asociaciones de Transportistas de Andalucía.