La Delegada provincial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Almería visita la futura ITV de Níjar

  • La nueva estación tendrá una capacidad inspectora de hasta 27.000 inspecciones al año
  • Dará cobertura a los vecinos de la Comarca de Níjar, especialmente a los municipios de Níjar, Turrillas, Tahal, Sorbas y Lucainena de las Torres

La Delegada provincial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Almería, Adriana Valverde, ha visitado las obras de la nueva estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Níjar, acompañada por el jefe de área en la provincia de Almería de la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía S. A. (VEIASA), Antonio Agüero. La nueva instalación tendrá capacidad para realizar 27.000 inspecciones al año y generará nueve puestos de trabajo.

Las obras de la nueva estación ITV, que se ubica en una parcela de 8.000 m2 en el Paraje La Granatilla de Níjar, marchan a buen ritmo y se prevé su apertura para mediados de 2013. Además de a los vecinos de Níjar, prestará servicio a los habitantes de Turrillas, Tahal, Sorbas y Lucainena de las Torres.

Las futuras instalaciones podrán realizar 27.000 inspecciones anuales, aunque la previsión inicial de demanda es de unas 12.000, y dispondrán de una superficie construida de 1.320 m2, distribuida en dos líneas de inspección: una para vehículos ligeros y otra de tipo universal, más el edificio de oficinas.

Gracias a esta nueva estación, que cuenta con un presupuesto inicial de 1,18 millones de euros, se generarán nueve puestos de trabajo. Junto con la ITV de Las Tres Villas, la provincia contará con nueve estaciones ITV, situadas el resto en Huércal de Almería-Zaramula, Huércal de Almería-La Cepa, Vera, Albox, Balanegra, Vícar y Vélez-Rubio, que recientemente ha ampliado su horario en tres horas diarias.

Durante la visita, Adriana Valverde recordó que “las revisiones periódicas de los vehículos contribuyen a aumentar la seguridad vial, así como a reducir el consumo de combustible de los vehículos, las emisiones a la atmósfera y la contaminación acústica en los núcleos urbanos”.