VEIASA PARTICIPA EN LA I JORNADA POR LA SEGURIDAD VIAL EN EL TRANSPORTE POR CARRETERA

  • Luis Ángel Gutiérrez fue ponente en este acto organizado por la Fundación Gestrafic

En el salón de actos de la Cámara de Comercio de Sevilla, se celebró el pasado 15 de octubre la I Jornada por la Seguridad Vial en el Transporte por Carretera. El evento fue organizado por la Fundación Gestrafic en apoyo de este sector, tratando la Seguridad Vial desde distintos puntos de vista y con la intención de reducir el número de accidentes y de víctimas en carretera.

La Jornada, que inauguró el Concejal Delegado de Seguridad y Movilidad Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, comenzó con la ponencia de Antonio Amarillo, Presidente de Fatrans. El representante de la Federación Andaluza de Transportes, hizo hincapié en los 549.000 puestos de trabajos que supone el transporte por carretera a pesar de que “el precio del gasoil sigue incrementando los costes y las empresas llevan cinco años sin ganar un duro prácticamente”.

Amarillo quiso enfatizar el hecho de que sólo en el 5% de los accidentes está involucrado un camión a pesar de la negativa percepción que tiene la sociedad del transporte por carretera. Por otra parte, insistió en la problemática de la Directiva Europea 2010/48 sobre ITV para la prueba de frenado en carga en los casos de simulación o cuando se trata de transportes de mercancías peligrosas.

Sin embargo, sobre la posibilidad de liberalización del sector de la inspección técnica de vehículos, Antonio Amarillo recalcó: “Me da miedo. Prefiero un organismo oficial. En Andalucía, Veiasa hace su trabajo muy bien y aunque hay ITV más baratas, es un ejemplo a nivel nacional”.

Representando a Fandabus, la Federación Andaluza de Transporte en Autobús, Juan Carlos García-Argenté se refirió a la situación general del transporte por carretera de viajeros. El gerente de la federación empresarial fijó en 320 millones el número de personas que se desplazan al año en autobús. Además, García-Argenté puso sobre la mesa los problemas actuales del sector: el hecho de que no avance una ley de movilidad sostenible o los planes de transportes metropolitanos.

La ponencia del Fiscal Delegado en Sevilla para la Seguridad Vial, Luis Carlos Rodríguez, hizo un examen exhaustivo de las normas actuales y las que vendrán próximamente tales como el Proyecto de Ley por el que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico o la Reforma del Reglamento de Circulación. El fiscal insistió en la idea de que existe una excesiva normativa de la que se deriva un incumplimiento de la norma.

Por su parte, el Jefe Provincial de la Unidad de Transportes de la Junta de Andalucía, Venancio Yélamo, presentó el Plan de Inspecciones al Transporte por Carretera para el año 2014: revisión de las autorizaciones administrativas para vehículos de más de 3.500 kilos; control de peso en carretera; inspección de los tiempos de conducción y descanso; portes ilegales; registro de conductores de terceros países; y servicios regulares de personas viajeras, especialmente en el caso del transporte escolar.

Luis Ángel Gutiérrez, que representó a Veiasa en la I Jornada por la Seguridad Vial en el Transporte por Carretera, comenzó su ponencia interpelando al auditorio sobre el reto que afronta nuestra sociedad para romper la dependencia de los sistemas de transporte respecto al petróleo. El Director y Coordinador General Técnico de la entidad concretó un dato interesante: cómo entre 2001 y 2010 se redujeron un 6% de media las muertes en carretera, de manera que se salvaron 125.000 vidas a pesar de que en el caso de las motocicletas los números continúan siendo malos.

Respecto a los accidentes registrados, en un 6% de los casos la causa fue un fallo técnico, por lo que la Comisión Europea tiene previsto especificar nuevos sistemas de seguridad obligatorios en todos los vehículos para el periodo de 2011 a 2020 en el marco del Programa de Acción de Seguridad Vial.

Por otra parte, con respecto a la inspección técnica de vehículos, Luis Gutiérrez señaló que está prevista la obligatoriedad de la ITV para ciclomotores y motocicletas, que ya se hace en España, y un aumento de la frecuencia de inspección en el caso de los vehículos más antiguos o con kilometraje más alto. Además, es un hecho que se va a mejorar la calidad de las inspecciones controlando los sistemas de seguridad electrónicos y los cuentakilómetros. “El objetivo será salvar 1.200 vidas al año y bajar en 36.000 el número de accidentes”, indicó el directivo de Veiasa.

Luis Gutiérrez puso los números de Veiasa sobre la mesa: de las 365 estaciones ITV de España, 63 están en Andalucía; de las 945 líneas de inspección existentes, 210 son de Veiasa. La actividad de la entidad reporta un retorno económico a la sociedad valorado en 46 euros por vehículo inspeccionado. “La ITV se percibe como un servicio obligatorio que puede conllevar gastos, sin reparar en los beneficios que da a la sociedad. Nuestro reto consiste en acrecentar los esfuerzos para que la persona usuaria valore el servicio, teniendo en cuenta que una mejora tecnológica de los vehículos no supone por sí sola una vida más longeva del mismo”, concluyó el representante de Veiasa.

El nuevo Jefe Provincial de Tráfico de Sevilla, Ramiro Marcello, fue el encargado de clausurar la I Jornada por la Seguridad Vial en el Transporte por Carretera.