LAS TARIFAS DE ITV BAJAN POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO

Se aplica la variación del IPC del -0,2% del pasado mes de octubre para fijar los precios

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha decidido bajar, por segundo año consecutivo, las tarifas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) al aplicar la variación del IPC del -0,2%, en base al último índice interanual de octubre en la comunidad.

El próximo 2 de enero entrarán en vigor estos nuevos precios, tras la publicación, en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía del pasado 23 de diciembre, de la Orden que establece estas nuevas tarifas. Esto supone que la tarifa de seguridad vuelve a descender por segundo año consecutivo desde 2013. No obstante, las tasas de Tráfico (dependientes del Ministerio del Interior) vuelven a subir 10 céntimos de euro.

De esta manera, el precio de la inspección de un turismo de gasolina de 1.600 c.c. o más, por ejemplo, se sitúa en 43,24€ y de un turismo diésel en 48,34€.

Por su parte, y como viene siendo habitual, la segunda inspección como consecuencia de rechazo en la primera será gratuita, siempre que el vehículo se presente a inspección dentro de los dos meses naturales contados desde la fecha de la primera inspección. En caso contrario, se devengará la tarifa completa que corresponda.

De igual manera, la tercera y sucesivas inspecciones motivadas por el rechazo de las anteriores, si se llevan a cabo dentro de los dos meses naturales desde la fecha de la primera inspección, también bajarán de precio.

En cuanto a las tarifas adicionales originadas por la inspección para la medición de emisión de humos, gases y ruido, a los vehículos que resulte de aplicación según la normativa vigente, bajan igualmente. Será de 3,45 euros para vehículos de motor a gasolina o sin sistema avanzado de control de emisiones; 7,67 euros para vehículos ligeros con motor diesel; 16,03 euros para la medición a vehículos pesados con motor diésel y 9,48 euros por medir el nivel de ruido de vehículos a motor.

Hay que tener en cuenta que el pasado verano se publicó en BOJA la Orden de 10 de julio que estableció un nuevo cuadro tarifario con descuentos especiales para determinados tipos de vehículos y se estableció una bonificación del 10% para aquellos vehículos que pasasen la inspección o reservasen cita en plazo. Igualmente, se fijó un incremento del 12% para aquellos que se retrasasen más de un mes, con el objetivo de elevar el grado de cumplimiento de las inspecciones técnicas. En cualquier caso, esta medida afectaba a menos del 18% de las inspecciones que se vienen realizando.

Concretamente, las reducciones benefician desde entonces al sector industrial y a los colectivos con menor poder adquisitivo y mayor riesgo de exclusión social, al afectar a los tipos de vehículos de uso más habitual por parte de esos sectores, así como a vehículos que contribuyen a la reducción de las emisiones contaminantes.

Se redujeron las tarifas aplicables a:
- Turismos de menos de 1.600 c.c.
- Vehículos adaptados para la conducción y el transporte de personas con movilidad reducida.
- Vehículos eléctricos e híbridos.
- Vehículos industriales de hasta 3.500 kg. de determinadas clasificaciones.
- Ciclomotores y motocicletas de hasta 125 c.c.
- Vehículos agrícolas, a los que además se les elimina la tarifa por desplazamiento en caso de hacerse la inspección mediante Unidad Móvil.

Estas tarifas se actualizan anualmente sobre la base de la Orden de 10 de diciembre de 1996, de la Consejería de Industria, Comercio y Turismo, que estableció el esquema de tarifas y el procedimiento para su revisión automática anual mediante la aplicación del IPC andaluz, de acuerdo con el último índice interanual de octubre, salvo en 2013, en que se decidió congelar las tarifas.