FIRMADO EL TRASLADO DE LA ITV DE BAZA AL NÚCLEO URBANO

  • La nueva ITV contará con dos líneas de inspección y tendrá una capacidad inspectora de 45.000 inspecciones al año
  • El traslado de la actual estación, que ya cuenta con licencia de obras,ahorrará a los ciudadanos una media de 100.000 euros en desplazamientos al año 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha presidido la firma de un convenio de colaboración entre la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía, S. A. (VEIASA) y el Ayuntamiento de Baza, que permitirá trasladar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) del municipio a un nuevo emplazamiento que ahorrará a los ciudadanos una media de 100.000 euros al año en desplazamientos.

El convenio, rubricado esta mañana por el alcalde Baza, Pedro Fernández Peñalver, y el secretario general de VEIASA, Javier Castro Baco, es la parte visible de un largo proceso de negociación, tramitación administrativa y acuerdos para hacer posible un traslado que cobró sentido en el momento en que cambiaron las circunstancias que propiciaron la apertura de la ITV de Baza, cuya finalidad era dar cobertura a la demanda del servicio de ITV en los municipios de las comarcas de Guadix, Huéscar y Baza.

Sin embargo, con la entrada en funcionamiento de las estaciones de Guadix y Huéscar, deja de tener sentido que la ITV de Baza esté tan alejada del municipio, lo que ha hecho necesario su acercamiento al núcleo urbano. El acuerdo firmado contempla la cesión de suelo por parte del Ayuntamiento que permitirá trasladar la ITV dentro del núcleo urbano.

Sánchez Maldonado ha destacado, en declaraciones a los medios de comunicación, que este traslado forma parte del esfuerzo que realiza el Gobierno andaluz para la mejora continua de la calidad del servicio de ITV y lograr un mayor acercamiento del mismo al ciudadano, una apuesta en la que se enmarca también la decisión de la Junta de Andalucía de reducir hasta un 45% el precio de la inspección técnica de vehículos en todo el territorio.

La actual ITV, que atiende a una población de más de 43.000 personas de ocho municipios, está situada a unos 15 kilómetros de la localidad (salida del anejo de Baúl), y será trasladada al polígono industrial La Noria, al este del casco urbano, a una parcela de 4.450 m2. El proyecto, que supondrá una inversión de 1,2 millones de euros, cuenta desde esta semana con la licencia de obras.

La nueva ubicación, situada a 300 metros de la salida e incorporación en ambos sentidos de la Autovía A92M y donde confluye la variante Baza–Caniles, hará más fácil, cómodo y rápido el acceso a todos los conductores de la comarca de Baza. En concreto, permitirá a los habitantes de la zona reducir una media de 38 kilómetros en desplazamientos, lo que supone un ahorro anual de unos 100.000 euros en combustible y evitará cada año la emisión a la atmósfera de 130 toneladas de CO2.

Situar la estación en el casco urbano de Baza evitará también dificultades de acceso al servicio que actualmente provoca la climatología, ya que la ITV está situada en este momento a una altitud superior a 1.200 metros, en una zona donde a veces se producen nevadas que implican cortes de carreteras.

Además, el proyecto mejora las instalaciones y el equipamiento tecnológico, con amplios aparcamientos y dos accesos para entrada y salida. Las instalaciones contarán con dos líneas de inspección, una para vehículos ligeros y otra universal, y la posibilidad de ampliar a una tercera en el caso que sea necesario. Tendrá capacidad de realizar 45.000 inspecciones al año.

Actividad de ITV en Granada

La Consejería de Economía presta el servicio de ITV a través de la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa), que cuenta con 63 ITV fijas en todo el territorio tras la apertura, en 2013, de las nuevas estaciones de Martos (Jaén), Níjar (Almería) y Priego de Córdoba. Estas actuaciones, a las que hay que sumar las numerosas obras de mejora y reformas en otras muchas estaciones, forman parte del Plan de Ampliación de la Red Andaluza de ITV impulsado por la Consejería de Economía.

En Granada, Veiasa cuenta con 9 ITV (Peligros, Las Gavias, Motril, Granada, Loja, Guadix, Baza, Huéscar, Órgiva), que el pasado año realizaron la inspección un total de 350.000 vehículos, un 5,4% más que el ejercicio anterior.

En Baza, un total de 21.398 vehículos pasaron la ITV en 2013, un 3,9% más que el año anterior. A estas primeras inspecciones hay que añadir 3.919 segundas o sucesivas como consecuencia de no haber superado favorablemente el primer examen, lo que hace un total de 25.317 inspecciones realizadas en esta estación.