EL DELEGADO DE ECONOMÍA VISITA EL LABORATORIO PROVINCIAL DE METROLOGÍA EN CÁDIZ

• Andalucía cuenta con un modelo de Control Metrológico que ofrece un servicio de calidad, a través de la empresa pública VEIASA

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Manuel Miranda, visitó el laboratorio provincial de Metrología que VEIASA tiene instalado en San Fernando. El Control Metrológico comprende las actuaciones administrativas y técnicas para que los instrumentos de medida funcionen según la legislación vigente y, en este sentido, con el trabajo de este laboratorio se vigilan instrumentos como los surtidores de combustible, balanzas de los comercios, taxímetros o registradores de temperatura. El objetivo final de estas verificaciones es la defensa de los intereses de las personas consumidoras, dada la incidencia social de estos equipos, así como proteger la seguridad y salud personal.

Después de la publicación de la nueva Ley de Metrología por parte del gobierno central en el mes de diciembre pasado, VEIASA quiere significar lo que supone la puesta en marcha de dicha ley y su impacto tanto en los sectores industriales de fabricación y comercialización, como desde el punto de vista de las autoridades públicas y entidades competentes en el Control Metrológico del Estado. Además, VEIASA quiere hacer una defensa del sistema público de Metrología Legal.

El Control Metrológico legal de los equipos de medida en Andalucía se ejerce desde el año 1982, año en que la Junta de Andalucía asume las competencias en esta materia. En 1992, la Consejería de Economía y Hacienda, a propuesta de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, decidió asignar las funciones de Control Metrológico a la empresa pública VEIASA, que tan buena labor estaba desarrollando en el campo de la ITV. De esta forma, en Andalucía, es la Administración a través de una entidad pública la que garantiza la exactitud de los instrumentos de medida

En Andalucía, se ha apostado por un modelo que ofrece un servicio de bajo coste y alta calidad a través de una entidad pública eficiente y rentable, libre de presiones comerciales y con las garantías que ofrece la Administración, que además cuenta con unos índices de satisfacción ciudadana que alcanzan el 95%.

Este servicio se realiza para salvaguardar y defender los intereses de los consumidores y consumidoras, para proteger la seguridad y salud de las personas y también para preservar el medioambiente. Para ello, la empresa cuenta con 8 laboratorios provinciales y un laboratorio central de referencia, a los que hay que sumar 34 unidades móviles ligeras y 6 camiones para la verificación de básculas de gran tonelaje in situ.

Las verificaciones y calibraciones de los equipos de medida tienen una incidencia social enorme y transversal, afectando a toda la ciudadanía y a ámbitos tan diversos como la sanidad, la adquisición de productos de primera necesidad o el suministro de combustible. Por ello, es de especial importancia que la entidad que certifique la correcta prestación de estos servicios deba ser independiente y contar con personal y con maquinaria altamente cualificados, ya que en cualquier transacción económica se debe garantizar que la persona consumidora recibe justo por lo que paga.

Si se tienen en cuenta de forma más concreta algunos de los instrumentos de medida que están sometidos a Control Metrológico legal, se entiende la importancia y la transversalidad que tiene la nueva Ley de Metrología para la ciudadanía.

VEIASA vigila que instrumentos de medida que forman parte del día a día de todos y todas, como son los surtidores de combustible, las balanzas de los comercios, los taxímetros o los registradores de temperatura, entre otros muchos, midan correctamente durante toda su vida útil.

Así, los taxímetros son un ejemplo de instrumentos sometidos a verificación todos los años. En este caso, si el dispositivo no pasa la verificación se pone fuera de servicio hasta que se subsane la deficiencia y se tiene que hacer constar esta circunstancia mediante una etiqueta de inhabilitación.

En febrero de 2012, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobaba el reglamento de los servicios de transporte público de personas viajeras en automóviles de turismo. Además, daba pie al desarrollo de la legislación autonómica de ordenación del sector con la constitución del Consejo Andaluz del Taxi.

Los registradores de temperatura son otro caso muy sensible a la ciudadanía, ya que permiten comprobar que no se ha roto la cadena de frío de alimentos sometidos a control de temperatura.

Por ello se hizo necesario que se regulasen los requisitos que debían cumplir estos instrumentos, utilizados en los medios de transporte y locales de depósito y almacenamiento de alimentos ultracongelados destinados al consumo humano y que VEIASA también comprueba periódicamente.

Por otra parte, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo traslada periódicamente a VEIASA la Encomienda de Gestión referente al control de las especificaciones Técnicas de gasolinas, gasóleos y fuelóleos en la comunidad autónoma además de la verificación de las propias mangueras de las estaciones de servicio. Desde la publicación del Real Decreto 61/2006, la administración viene realizando campañas sucesivas en este sentido mediante un muestreo que garantice la representación de todos los tipos de combustible y carburante.

Finalmente, habría que señalar otros elementos que tiene un gran peso social como son los instrumentos de pesaje: balanzas y básculas. Estas están obligadas a pasar verificación cuando están destinados a actividades tan importantes como realizar transacciones comerciales; pesaje de pacientes; preparación farmacéutica de medicamentos y realización de análisis en laboratorios médicos y farmacéuticos; y en el caso de la determinación del precio o importe de venta al público o preparación de preenvasados. En este caso, la normativa de referencia es el Real Decreto 889/2006, de 21 de julio, por el que se regula el control metrológico del Estado sobre instrumentos de medida.

LABORATORIO METROLÓGICO DE CÁDIZ

El laboratorio provincial de VEIASA en Cádiz está ubicado en la localidad de San Fernando y durante el año 2014 realizó un total de 10.468 servicios de verificación.

De ellos, 4.434 se realizaron en 285 gasolineras de toda la provincia. Respecto a las estaciones de servicio, en ellas se verifican varios elementos, tales como los surtidores, las mangueras, los manómetros y los matraces.

Cabe destacar también el caso de los instrumentos de pesaje donde se realizaron hasta 1.556 verificaciones, de las que 1.264 fueron a balanzas.

Finalmente, en el caso de los taxímetros, se realizaron hasta 800 servicios de verificación en la provincia de Cádiz.