CONMEMORACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA METROLOGÍA

• Las verificaciones y calibraciones de los equipos de medida tienen una enorme incidencia social y transversal

El 20 de mayo de 1875 se firmó el Tratado de la Convención del Metro, un acuerdo diplomático que en aquel momento firmaron 18 países, entre ellos España. Desde el año 2000, cuando se cumplieron 125 años, se celebra esta jornada como el Día Mundial de la Metrología.

El General Carlos Ibáñez e Ibáñez de Ibero, marqués de Mulhacén, fue el primer presidente de la Oficina Internacional de Pesos y Medidas, de 1872 a 1891. Esta entidad fue la que patrocinó en 1875 la conferencia diplomática internacional en Breteuil para determinar el metro y el kilogramo internacionales. Sin embargo, aún hoy en día quedan muchas magnitudes importantes por desarrollar, por ejemplo en el campo de la química.

La Metrología, como ciencia que estudia las mediciones, tiene aplicaciones infinitas y actúa en los ámbitos científico, industrial y legal, así como en cualquier otro demandado por la sociedad. Su objetivo fundamental es la obtención y expresión del valor de las magnitudes empleando para ello instrumentos, métodos y medios apropiados, con la exactitud requerida en cada caso.

En la Ley 32/2014 de Metrología, se establece el control metrológico del Estado consistente en un conjunto de actividades que contribuyen a garantizar la certeza y corrección del resultado de las mediciones, regulando las características que deben tener los instrumentos, medios, materiales de referencia, sistemas de medida y programas informáticos relacionados con la medición; los procedimientos adecuados para su utilización, mantenimiento, evaluación y verificación; así como la tipología y obligaciones de los agentes intervinientes.

Por lo tanto, el control metrológico del Estado tiene como finalidad velar por los intereses públicos, de la protección de la salud, de la seguridad y de los intereses económicos de las personas consumidoras y usuarias. En Andalucía, VEIASA es la encargada de realizar las verificaciones contempladas en dicho control metrológico desde 1992.

VEIASA ha apostado por un modelo que ofrece un servicio de bajo coste y alta calidad a través de una entidad pública eficiente y rentable, libre de presiones comerciales y con las garantías que ofrece la Administración, que además cuenta con unos índices de satisfacción ciudadana que alcanzan el 95%.

Las verificaciones y calibraciones de los equipos de medida tienen una incidencia social enorme y transversal, afectando a toda la ciudadanía y a ámbitos tan diversos como la sanidad, la adquisición de productos de primera necesidad o el suministro de combustible. Por ello, es de especial importancia que la entidad que certifique la correcta prestación de estos servicios deba ser independiente y contar con personal y con maquinaria altamente cualificados, ya que en cualquier transacción económica se debe garantizar que la persona consumidora recibe justo por lo que paga.