LUIS A. GUTIÉRREZ PANDO EN CINCO DÍAS: “LAS ITV ESTÁN PREPARADAS POR SI SE ENDURECEN LOS CONTROLES”

• El Director Técnico y de Operaciones de VEIASA en una entrevista al diario económico en calidad de Presidente de AECA-ITV

El pasado 19 de octubre, el diario económico Cinco Días publicaba una entrevista a Luis A. Gutiérrez Pando tras su reciente nombramiento como presidente de AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos). En el artículo, el Director Técnico y de Operaciones de VEIASA, hacía balance de los retos que tiene este sector sobre la mesa en los próximos años y comentaba la actualidad respecto al fraude de los vehículos Volkswagen en sus emisiones contaminantes.

“La forma de actuación de ITV, al ser un servicio público, está perfectamente tasada y regulada. Las ITV están preparadas técnicamente para medir todos los gases individuales de la combustión del diésel. Depende de la regulación europea (…) El problema es que actualmente la medición de la combustión en los vehículos diésel solo se puede hacer con el grado de opacidad de los humos que expele el tubo de escape. Cuanto más oscuro, más contamina, pero no sabemos qué gases o en qué medida están afectando a la combustión”, respondía a la periodista de Cinco Días, Noemí Navas.

Cuestionado sobre una posible solución futura a este tipo de problemas, Luis A. Gutiérrez afirmaba que “uno de los retos de mi mandato es incrementar la incorporación de las nuevas tecnologías en las inspecciones. (…) La nueva Directiva europea 2014/45 viene a establecer que los fabricantes están obligados a facilitar los datos de acceso a las centralitas a las ITV, de modo que puedan hacer comprobaciones a elementos de seguridad como el ABS o cuestiones medioambientales, como el registro de las emisiones”.

Finalmente y entre otras cuestiones, el directivo de VEIASA comentaba sobre el efecto de la Directiva europea en la desregularización del sector: “Lo que dice Bruselas es que si se abriera el mercado, los Estados miembros tendrían que poner sistemas de control que aseguren la ausencia de conflictos de intereses en la actuación de los inspectores. (…) Lo deseable, según nuestro punto de vista, es volver a un sistema tutelado por las administraciones públicas para garantizar el control de la seguridad vial y el medio ambiente”.