LA CIFRA DE VEHÍCULOS QUE NO PASAN LA ITV POR EMISIONES CONTAMINANTES AUMENTA UN 5,4% CON RESPECTO A 2016

  • El rechazo por este defecto se convierte en una de las principales causas de suspenso tras el endurecimiento de la normativa

Los vehículos que suspenden la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en Andalucía por emisiones contaminantes van en aumento. Este problema es ya el tercer defecto más importante detectado en las estaciones andaluzas, por detrás de las deficiencias en luces y en ruedas, ejes y neumáticos.

En concreto, el 18,3% de las anomalías graves localizadas durante los cinco primeros meses de 2017 están relacionadas con estas emisiones, frente al 12,9% del año anterior, lo que supone un incremento de 5,4 puntos.

Este aumento está relacionado con los cambios legales introducidos por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad el pasado verano y que son una serie de medidas que vienen a estrechar el cerco sobre los gases contaminantes.

A raíz del polémico ‘caso Volkswagen’, el Gobierno decidió reelaborar el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV, fijando nuevos criterios mucho más estrictos que los que se venían aplicando hasta ahora. Esto ha hecho que se dispare el número de vehículos que no pasan de manera satisfactoria la ITV en un primer intento.

Hasta el momento la inspección se limitaba a medir las emisiones ligadas a la fecha de matriculación del vehículo. Aquellos comprados antes de 2008 disponían de unos límites más bajos y flexibles. Sin embargo, con las nuevas directrices, los coches antiguos que antes iban salvando la ITV ahora tienen más problemas para aprobar.

El Ministerio está colaborando con el comité técnico de Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), al frente de la que se encuentra el director general de VEIASA, Luis A. Gutiérrez Pando, en la elaboración del nuevo Manual de Procedimiento de Inspección, que se debe adaptar a las Directivas europeas y a un nuevo Real Decreto, que verá la luz en 2018.

Los cambios en esos controles se han debatido recientemente en las XVI Jornadas Nacionales de ITV que se celebraron en Madrid. Aunque está prohibida la manipulación de los sistemas anticontaminación, la realidad es que son muchos los usuarios que manipulan los filtros FAP, así como los sistemas de neutralización de NOx para mejorar el rendimiento del vehículo y evitar posibles averías. Con esta mejora en las pruebas de emisiones podrían detectarse de forma temprana fraudes como el caso de Volkswagen.

El Manual incorporará, además, novedades en la comprobación de sistemas de diagnósticos a bordo y en la evolución hacia un modelo de ITV electrónica.