DESDE EL 1 DE JULIO, SE PODRÁ SOLICITAR FACTURA DE LA ITV DE UN VEHÍCULO A TRAVÉS DE WWW.VEIASA.ES

  • Este procedimiento surge a raíz de la puesta en marcha del nuevo sistema de Suministro Inmediato de Información de la Agencia Tributaria 
  • A partir de ahora, el cliente podrá gestionar directamente sus facturas

Con motivo de la puesta en marcha del nuevo sistema de tramitación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), denominado Suministro Inmediato de Información (SII), desarrollado por la Agencia Tributaria (AET) para la gestión electrónica de los libros registro, desde el 1 de julio de 2017 las personas usuarias que deseen tener factura del servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), podrán solicitarla a través de la página web de VEIASA (www.veiasa.es) o personándose en la estación ITV.

Se trata de un procedimiento más ágil y moderno de gestión telemática de los libros contables. A través de la Sede Electrónica de la AEAT, las empresas tendrán que suministrar los registros de facturación (no las facturas) de forma electrónica.

VEIASA ha acometido un proceso de actualización de sus sistemas de información que ha afectado principalmente a sus sistemas económicos contables y la operativa del departamento de contabilidad.

El principal cambio que afecta a los clientes de VEIASA será que, a partir de ahora, podrán gestionar sus facturas, solicitándolas de una forma cómoda y rápida, desde su propia casa. Para ello, se ha habilitado un formulario de solicitud en el apartado “ITV” de la web donde, introduciendo una serie de datos, se obtendrá la factura electrónica, sin necesidad de tener que imprimirla.

Con esto y siguiendo la línea de sus políticas medioambientales, VEIASA contribuye con la preservación del entorno, ya que se minimiza el consumo de papel, además de facilitar la obtención de la factura a través de las nuevas tecnologías .

De todas formas, para aquellas personas que no dispongan de los medios necesarios, sigue existiendo la posibilidad de pedir la factura personándose en la propia estación ITV, donde se tramitará y en unos días el cliente podrá recogerla en la misma ITV, o recibirla en su domicilio.

Para ambos casos, será necesario conservar el recibo que se entrega cuando se abona el servicio de inspección técnica.