VEIASA PARTICIPA EN UN WORKSHOP SOBRE EL FUTURO DE LA MEDICIÓN DE EMISIONES EN AUTOMÓVILES

  • Macarena Fernández, directora Técnica y de Operaciones, ha presentado las conclusiones de un estudio sobre la "Experiencia en la medida de emisiones NOx con el vehículo en carga".

La sociedad europea es cada vez más reacia a los niveles de contaminación atmosférica existentes en las ciudades. Esto obliga a implantar nuevos sistemas de inspección en los vehículos. En la actualidad, los procesos de inspección no contemplan en toda su extensión la problemática de la contaminación.

Con el fin de abordar éste y otros temas relacionados con la automoción, la Universidad Carlos III de Madrid acoge del 3 al 5 de octubre, en su Campus de Leganés, la 15ª Edición del Congreso Europeo de la Automoción (EAEC), un foro en el que los expertos del sector presentan las últimas novedades en tecnología y desarrollo de productos.

El Congreso Europeo de la Automoción es un evento con carácter bienal, organizado por la Sociedad de Técnicos de Automoción (STA). Tiene la vocación de ser el propulsor del intercambio de información en el ámbito de la movilidad, conectividad y la tecnología en automoción, como un desafío global para la industria, los usuarios y la sociedad en general.

En esta edición, que contará con la presencia de alrededor de 400 asistentes, se están tratando temas como las tecnologías ecológicas, la aerodinámica del vehículo, ruido y vibraciones, coches conectados y movilidad y componentes avanzados, entre otros.

La directora Técnica y de Operaciones de Verificaciones Industriales de Andalucía, S. A. (VEIASA), Macarena Fernández Rivera, ha participado en el Workshop “El futuro de la medición de las emisiones de gases de escape de los vehículos automóviles”.

Durante su ponencia, Macarena Fernández ha desvelado algunos de los datos más interesantes de un estudio realizado por VEIASA sobre la “Experiencia en la medida de emisiones NOx con el vehículo en carga", donde, entre otras conclusiones, se extrae que las reducciones de emisiones en cada cambio de categoría Euro no se corresponden con las previstas inicialmente en la normativa de homologación, con lo que ello supone para la salud de las personas. De esta manera, la reducción esperada del 28% en los valores de NOx emitidos por los vehículos prevista al cambiar de la normativa Euro IV a la Euro V, realmente no llega al 2%.

Por otra parte, este estudio ha venido a confirmar que, “tal y como se sospechaba, los valores medios de emisiones de NOx aumentan con la velocidad”. Por ello, “desde VEIASA vemos necesario que la prueba de emisiones en vehículos se realice a más de una velocidad”. En este sentido, se propone realizar las mediciones a 20 y 50 Km/h, es decir, a la velocidad media en un atasco y a la velocidad máxima en ciudad, respectivamente.

Y en todo el proceso, las cargas aplicadas han de tener en cuenta factores como la masa del vehículo y la aerodinámica del mismo, además de que es necesario dar tiempo a que la velocidad del vehículo se estabilice. Se proponen 10 segundos para estabilizar la velocidad y 20 segundos para hacer la medición, en cada una de las dos velocidades propuestas.

Con todo ello, y como conclusión del estudio se establece que “exigir valores de 300ppm de NOx a los Euro III, IV y V y 150ppm a los Euro VI nos llevaría a un rechazo del 35%, es decir, que uno de cada 3 vehículos no superaría la inspección de emisiones NOx, mientras que si se exigieran valores próximos a 400ppm a los Euro III, IV y V y 200ppm a los Euro VI nos llevaría a un rechazo del 20%, es decir, uno de cada 5 vehículos no superaría la inspección por exceso de emisiones NOx”, concluyó Macarena Fernández.