LA DIRECTORA TÉCNICA Y DE OPERACIONES DE VEIASA PARTICIPA EN UN SIMPOSIO SOBRE AUTOBUSES Y AUTOCARES EN LA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

  • Macarena Fernández ha analizado los datos de las inspecciones realizadas en las estaciones ITV de Andalucía a los autobuses y autocares

El Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid, está celebrando en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, el I Simposio “Transporte en autobús y autocar. Hacia una visión triple cero”.

Se trata de foro de discusión sobre los principales temas de interés y actualidad que afectan a este importante sector de actividad, agrupados en 10 mesas redondas, integradas por unos 40 expertos de empresas, administraciones y centros de investigación.

Entre ellos se encontraba la Directora Técnica y de Operaciones de VEIASA, Macarena Fernández Rivera, quien en representación de AECA-ITV, ha realizado un análisis pormenorizado de los datos de las inspecciones técnicas realizadas en Andalucía a los autobuses y autocares.

Durante su presentación, Macarena Fernández informó de que los autobuses sólo representan el 0,19% del total del parque móvil español, llegando casi a las 62.000 unidades. En Andalucía este valor se sitúa en torno a los 8.500 vehículos.

El grado de cumplimiento con la inspección técnica de estos vehículos se sitúa en el 96%, muy por encima de la media del resto de vehículos, que está en un 87%. Estamos, por tanto, ante los vehículos que más cumplen con la ITV.

Sin embargo, los autobuses y autocares presentan un elevado índice de rechazo. Concretamente, el 44% de los vehículos de transporte de personas que pasan por las estaciones ITV de Andalucía no superan la inspección a la primera. Ello se debe en gran medida, a los estrictos controles y la exigencia que impone la normativa en la inspección de este tipo de vehículos, especialmente en los de transporte escolar y de menores.

Los defectos causantes de este elevado porcentaje se localizan en el acondicionamiento interior y exterior, los frenos, el alumbrado y señalización y en aquellos elementos específicos de los autobuses de transporte escolar o de menores.

Finalmente, Macarena Fernández ha destacado el bajo grado de siniestralidad de los autobuses en comparación con el resto de vehículos. No en vano, durante 2016, de las 1.421 personas que fallecieron por accidente en las vías urbanas e interurbanas, sólo 21 fueron en accidentes donde estuvo implicado algún autobús (1,4%). Ello la lleva a concluir que el grado en el cumplimiento de la ITV y la exigencia y rigor de las inspecciones están directamente relacionados con una menor siniestralidad en nuestras carreteras.