EL DIRECTOR GENERAL DE VEIASA PARTICIPA EN EL WORKSHOP ORGANIZADO POR CITA EN COSTA RICA

  • Luis A. Gutiérrez Pando, en calidad de Presidente de AECA-ITV, ha presentado el modelo de las inspecciones técnicas de vehículos en España y su contribución a la seguridad vial, a la salud de las personas y al medioambiente

El Grupo Asesor Regional del Comité Internacional de Inspección Técnica de Vehículos (CITA) para Centro y Sudamérica ha organizado los días 7 y 8 de noviembre un Workshop en San José de Costa Rica, donde personal experto en ITV ha debatido sobre el “Presente y Futuro de la Inspección Técnica de Vehículos en Centro y Sudamérica”, intercambiando experiencias tanto desde el punto de vista estratégico como técnico.

Este punto de encuentro pretende sensibilizar y promover una mayor participación en el diálogo y el intercambio internacionales que suponga un fortalecimiento de la seguridad vial, una limitación al impacto de las emisiones contaminantes de los vehículos y una garantía de la sostenibilidad del transporte por carretera de tipo local, nacional e internacional.

En el taller de trabajo han estado presentes el viceministro de Transportes, Ministerio de Obras Públicas y Transportes de Costa Rica, Eduardo Brenes, y el presidente de CITA, el español Juan Diego Rodríguez, además de expertos vinculados al sector.

Entre ellos se encontraba Luis Ángel Gutiérrez Pando, director general de VEIASA, que ha acudido a la conferencia en calidad de presidente de AECA-ITV (Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV).

Durante su ponencia, Luis Ángel Gutiérrez ha abordado la contribución de la ITV a la seguridad vial y a la protección de la salud de las personas y el medioambiente. Para ello ha dado a conocer los datos del estudio realizado en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid, donde se pone de manifiesto que la ITV salva vidas.

Las estaciones de ITV evitan al año 133 víctimas mortales, cerca de 12.000 heridos de distinta consideración y al menos 17.700 accidentes de tráfico. Este mismo estudio afirma que si el total de los vehículos que no acuden a las inspecciones obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 8.800 accidentes, más de 7.000 heridos y 81 muertes adicionales.

Además, se incluye un estudio de emisiones que revela que las muertes prematuras evitadas por exposición a contaminantes atmosféricos son 406 al año, aproximadamente. Si todos los automóviles hubieran pasado la ITV, podrían evitarse cerca de 80 muertes prematuras adicionales.

En términos económicos, evitar ese número de víctimas supone una contribución de la ITV a la seguridad vial de al menos 330 millones de euros. Si los vehículos que no han pasado la inspección lo hubieran hecho, la contribución se cifraría en 200 millones de euros adicionales.

La contribución económica por muertes prematuras evitadas por contaminación atmosférica se cifra en 485 millones de euros, más 90 millones de euros adicionales si todos los turismos pasasen la ITV.

En resumen, el beneficio social de la ITV se cifra en unos 815 millones de euros anuales, que podrían ser 290 millones más si se eliminase el absentismo.

Luis Gutiérrez recordó el esfuerzo continuado por parte del sector en perfeccionar cada día más las infraestructuras, con el fin de acercar el servicio de ITV a la ciudadanía. En este sentido, en los últimos 10 años (de 2007 a 2017) el número de estaciones de ITV ha pasado de 301 a 463. También el número de líneas ha pasado de las 766 en 2007 a las 1.210 en 2017, lo que demuestra el compromiso del sector.