VEIASA prevé verificar este año unos 9.000 taxímetros en Andalucía

Alrededor del 40% de los dispositivos fueron comprobados el año pasado mediante el sistema de verificación por GPS desarrollado por la empresa

El servicio de Metrología de VEIASA prevé verificar en 2019 unos 9.000 taxímetros en el conjunto de Andalucía. Esta verificación se efectúa de acuerdo con lo establecido en la Orden ITC/3709/2006, de 22 de noviembre, donde se regula el control metrológico de los taxímetros, una actividad indispensable para salvaguardar los intereses de los consumidores que utilizan el servicio de taxi en nuestra comunidad autónoma.

Una vez que los ayuntamientos fijan las tarifas de sus servicios urbanos de movilidad para el nuevo año, los propietarios de taxis solicitan a los reparadores autorizados la instalación de las mismas en sus taxímetros. Tras ello, se dirigen a los laboratorios de metrología a fin de que se les practique la verificación oficial. Cuando los verificadores comprueban que las medidas de tiempo y distancia efectuadas por el instrumento presentan unos errores inferiores a los permitidos en la legislación específica, certifican la conformidad del taxímetro con la legislación metrológica y lo precintan, a fin de que los consumidores tengan la tranquilidad de que el precio que indica el taxímetro es el correcto en base a las tarifas legalmente establecidas.

En 2018, VEIASA verificó 8.525 taxímetros en las ocho provincias andaluzas: un 4% más que en 2017, año en el que se verificaron 8.214 taxímetros. Además, en 2019 se generalizará el uso del sistema de verificación por GPS, una herramienta que ofrece resultados tan fiables y precisos como el banco de rodillos y mediante la cual el año pasado se verificaron alrededor del 40% de los taxímetros, con resultados altamente satisfactorios.

Su consolidación en un espacio de tiempo tan reducido se debe, fundamentalmente, a la comodidad y precisión que se deriva de su uso. Así, mientras que el sistema tradicional de verificación mediante banco de rodillos genera molestos ruidos y gases de escape y han de aplicarse factores de corrección, el GPS lo verifica en condiciones reales de uso.

El sistema, desarrollado íntegramente en VEIASA y acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), visualiza e interpreta en todo momento la lectura del taxímetro. A partir de ahí, el software proporciona información muy precisa de los valores medidos y, en su caso, de los errores del taxímetro.