Limitación temporal en cita previa para usuarios con ITV caducada en el Estado de alarma

Durante el confinamiento han dejado de pasar inspección en Andalucía alrededor de 654.000 vehículos. Si a ellos sumamos los más de 145.000 que debieron pasar la ITV antes del 14 de marzo y no lo hicieron por el cese repentino de la actividad, alcanzamos un remanente cercano a los 800.000 vehículos pendientes de inspeccionar, y que ahora atenderemos junto a aquellos otros a los que les corresponde pasar por fecha de caducidad.

 

Los datos nos muestran que la mayoría de los vehículos que han pasado inspección desde que finalizó el Estado de alarma está dentro del grupo de clientes que pueden beneficiarse de la prórroga otorgada por el Gobierno, mientras que los que tienen caducidad en julio están teniendo problemas para reservar su cita antes del vencimiento de su ITV.

Con el fin de evitar esta problemática y ordenar el flujo de vehículos, en beneficio de los propietarios que no están amparados por dicha prórroga, vamos a restringir temporalmente las citas a los vehículos cuya ITV haya caducado en el Estado de alarma y su nueva fecha de caducidad no esté próxima a caducar, priorizando a los vehículos con vencimiento cercanos o ya vencidos.

De esta manera, no será posible obtener cita previa por parte de aquellos vehículos cuya ITV haya caducado entre los días 25 de abril y 20 de junio de 2020, ya que gracias a la prórrogas, sus vehículos podrán circular sin riesgo de ser sancionados. Las fechas se irán ampliando en función de cómo vayan evolucionando los datos de los días de espera y se irá informando puntualmente a través de nuestros canales de comunicación. Esta medida no se llevará a cabo en estaciones ITV que no estén saturadas. 

A los usuarios que a través de notificaciones.veiasa.es nos hayan proporcionado su número de teléfono móvil o dirección de correo electrónico se les enviará un mensaje avisándoles cuando se levante la restricción y puedan de nuevo solicitar cita previa. 

Insistimos, no obstante, en que se trata de una medida con carácter temporal, y derivada de las circunstancias extraordinarias que todos hemos sufrido, para que, de este modo, los usuarios cuya inspección ya ha caducado o está cercana a su caducidad se vean perjudicados lo menos posible.

 

Gracias por su comprensión.