Concluye la primera fase de reforma en la ITV de Gelves

Cuando finalicen las obras, la ITV de Gelves contará con tres líneas universales, cuatro para vehículos ligeros y otras dos para motocicletas y ciclomotores, además de una zona para la inspección de vehículos accidentados.

La primera fase de las obras de reforma que se están ejecutando en la ITV de Gelves (Sevilla) ha concluido durante la primera quincena de este mes, poniéndose por consiguiente a disposición de nuestros usuarios.

Se trata de una reforma anhelada desde hacía años, ya que a las limitaciones propias de un edificio antiguo –puesto en marcha en 1987- se sumaba, por un condicionante urbanístico, la obligación de reducir las dimensiones de la nave de inspección y ajustar los límites del edificio a las alineaciones establecidas en el PGOU local. Por tanto se requería una actuación que posibilitara disponer de una estación con mayor funcionalidad, más operativa y dotada de instalaciones energéticamente más eficientes.

Las obras se iniciaron durante el verano de 2018. Tras la puesta en servicio recientemente del nuevo edificio de oficinas, así como de tres líneas para vehículos ligeros y de dos nuevas líneas para motocicletas y ciclomotores, ahora comienza la reforma del resto de las líneas. Su conclusión está prevista para la primavera de 2020.

Cuando concluyan todas estas intervenciones, la estación ITV de Gelves estará dotada con tres líneas universales, cuatro para vehículos ligeros y dos específicas para vehículos de dos ruedas, además de un moderno edificio de oficinas y una amplia zona de aparcamientos. También dispondrá de una zona para la inspección de vehículos accidentados. Será entonces cuando la ITV de Gelves esté operativa al 100% y pueda unir su potencial de inspección al de las estaciones de Sanlúcar la Mayor, Rinconada, Alcalá de Guadaira y Sevilla-El Pino, las cuales prestan servicio al área metropolitana más poblada de nuestra comunidad autónoma.