ENTRAN EN FUNCIONAMIENTO TRES LÍNEAS DE INSPECCIÓN EN LA ESTACIÓN ITV DE GELVES

Las obras de remodelación constituyen la cuarta fase de un plan de reforma integral iniciado en 2018 para modernizar por completo una de las estaciones con mayor afluencia de usuarios

La estación ITV de Gelves, en Sevilla, cuenta desde esta semana con tres líneas de inspección a disposición de los usuarios, una vez han concluido las actuaciones de remodelación iniciadas a principios de 2020. Unos trabajos que han permitido fortalecer su estabilidad estructural, instalar nuevos sistemas de iluminación tipo led que garantice el ahorro y la eficiencia energética, ejecutar nuevas instalaciones eléctricas y de fontanería plenamente adaptadas a las exigencias de la actual normativa, sustituir las puertas de acceso y salida de la línea, o construir nuevos fosos, entre otras acciones.

Estos trabajos, que ha requerido una inversión superior a los 610.000 euros y aproximadamente seis meses de actuaciones, conforma la cuarta fase de un plan de remodelación global iniciado por la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía (VEIASA), dependiente de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, con el objetivo de modernizar por completo una de las estaciones con mayor afluencia de usuarios de toda la red andaluza de ITV.

Las tres primeras fases concluyeron simultáneamente en diciembre de 2019, tras unos quince meses de trabajos. Tras ellas, los usuarios pudieron disponer de tres líneas de inspección reformadas, más otras dos de nueva planta destinadas a ciclomotores, motocicletas y vehículos de hasta tres ruedas. De esta forma actualmente la estación pone a disposición de la ciudadanía un total de seis líneas de uso universal y para vehículos ligeros –las tres que empezaron a operar en diciembre, y las tres reformadas ahora en la cuarta fase-, así como de las otras dos destinadas a motocicletas, ciclomotores y vehículos de tres ruedas.

Algunas de las intervenciones que se han llevado a cabo durante este tiempo han supuesto la remodelación de las infraestructuras anexas, transformándolas en instalaciones eficientes desde un punto de vista energético, la instalación de nuevos sistemas de iluminación y la mejora de las zonas de aparcamientos y evacuación de pluviales.

Además, se han construido nuevas oficinas con una amplia zona para los usuarios. Quedaría aún una última fase, consistente en la demolición de dos líneas antiguas y la construcción posterior de otra de inspección para vehículos semipesados, una zona de inspección para vehículos accidentados y algunos trabajos urbanísticos, tales como asfaltado de toda la superficie de la estación, cobertura del área de aparcamientos, etc. Está previsto que los trabajos concluyan a finales de octubre.

Se trata de una reforma anhelada desde hacía años, ya que a las necesidades propias que se derivan de un edificio antiguo –puesto en marcha en 1987- se sumaba, por un condicionante urbanístico, la obligación de reducir las dimensiones de la nave de inspección y ajustar los límites del edificio a las alineaciones interiores establecidas por el PGOU local. Por tanto, se requería una estación con mayor funcionalidad, más operativa y dotada de instalaciones energéticamente más eficientes.

Cuando concluyan todas estas intervenciones y la instalación de Gelves esté operativa al 100%, dicha estación se unirá a las de Sanlúcar la Mayor, La Rinconada, Alcalá de Guadaíra y Sevilla-El Pino para incrementar las opciones de la ciudadanía residente en el área metropolitana más poblada de nuestra comunidad autónoma.